jueves, 6 de octubre de 2011

el mal de la montaña.



El recuerdo es todo aquel amor que no profesamos. Una nueva religión, quizás. Todo mi vida he sido extranjera. Eso es lo único que siempre he querido. Ser extranjera y que me duela la lengua de no hablar mi idioma. Es lo único que soy. ¿No se define la vida por la nostalgia? El lugar permanente entre la huida y la espera. Entre la huida y el recuerdo. Entre el miedo. Entre el miedo y. Porque el miedo es un rincón cálido, un niño o un abrigo. Porque la huida siempre es una espera.


+

10 comentarios:

  1. ¿No se define la vida por la nostalgia?


    *.*

    ResponderEliminar
  2. Ser extranjera y que me duela la lengua de no hablar mi idioma. ¿No se define la vida por la nostalgia, por la memoria, la saudade, la intersección de puntos del pasado que nos proyectan ahora y mañana? Seguro.

    ResponderEliminar
  3. Yo necesitaría al menos un par de poemarios para balbucear levemente lo que tú le has gritado a los cuatro vientos con una sola frase: “El recuerdo es todo aquel amor que no procesamos”, es curioso que esta reflexión sea la piedra angular de toda mi obra y que nunca haya sabido explicarlo del mismo modo que lo has hecho tú.

    Lo que tu defines como el espacio entre la huida y el recuerdo yo lo llamo las esquinas del cielo (es una especie de muletilla que cuelo a la mínima ocasión), pero los dos queremos decir lo mismo ¿verdad?

    ResponderEliminar
  4. El camino es seducción, el aquél y el allí, y los principios (alguien dijo eso) calan hasta el mismísimo gen humano, me encanta que atornilles tu conocimiento de la gente, a la pared del anhelo, el más básico, (que no es hacia las personas) a partir de la inconsciencia. Hay que recorrer, y recorrer, todas las millas que se pueda. En definitiva, me encantan tus textos, son geniales.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. My whole life I've been a fraud.

    ResponderEliminar
  6. No se si la huida es una espera o un desepero :(

    Besazos enormes

    ResponderEliminar
  7. Al leerte uno puede pensar que huyes, todos estos viajes, trenes, paisajes que se deslizan por la ventanilla, ciudades de paso, idiomas, pero en verdad, en mi opinión lejana y azarosa, es sólo una manera de ir hacia ti misma. Y tú lo sabes.
    Saludos

    ResponderEliminar