lunes, 16 de julio de 2012

Los espacios naturales.


Soy una mujer con 500 golondrinas dentro.

Todo el verano: olor a cloro y golondrinas.
El cuerpo lleno de golondrinas.
Con las alas rojas. Viento rojo.
Cloro listo para matar.
Limpiar o matar
la suciedad de las golondrinas.

Todo el verano: olor a cloro y a sal.
¿A sal?
No sal; sólo cloro:
limpio y aséptico para matar
la pureza, para matar.
El olor insoportable. Más que la muerte.
El olor de la muerte
insoportable.

Todo el verano: olor a cloro. Olor a limpio.

¿Cuál es la rendija que filtra
el sudor del deseo?

¿Cuál es la corteza que separa
el humano del animal?

¿Cuál la cualidad que define
el paso breve o la pereza?

¿La pureza? ¿La bilis,
roja?

Sólo sudor.

Sólo deseo.

Sólo animal: el animal, solo.

La correa.

El canto: el gemido que se parte;

parte.

Sólo el peso muerto
de los cuerpos.

Este deseo de contemplar la muerte.
(Esa muerte.)
(Cualquier muerte.)
De no apartar los ojos
de los dos cuerpos:

(golondrinas,)

dos cuerpos.

Y la rendija,
que deja pasar el aire:

exceso
de respiración.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada