jueves, 4 de agosto de 2011

estar cansada, aprender, intentar saber, quién soy.



La verdad es que nada dura para siempre, ya lo sabes. Pero a mí no me interesa la verdad. Las que narramos podemos llegar a ser tan mentirosas, y a mí me interesa lo que puede ser o podría (o no) ser, no lo que es real.


+

16 comentarios:

  1. aprender a nadar es tan difícil en la realidad como en la mentira

    ResponderEliminar
  2. Bah, la verdad es apenas un hilo en la trama. Me gusta cómo se ve tu blog ahora, es tenue, abriga, pero cuando uno te lee, a veces, tiene miedo, a veces ya sabes, de verse reflejado.

    ResponderEliminar
  3. me gusta este nuevo diseño.

    para saber escribir es necesario saber mentir, y de todas formas la verdad es tan efímera como la realidad. enseguida vuelve a empañarse de mentiras.

    ResponderEliminar
  4. precisamente por lo que comentas, te invito a cenar un nuevo poema.

    ResponderEliminar
  5. Toda mentira creída es como una verdad si uno se pierde con ella. Un gran beso.

    ResponderEliminar
  6. por cierto, no te lo he dicho, pero después de los cambios, me gusta mucho la nueva decoración. :)

    ResponderEliminar
  7. nada dura para siempre, es una gran verdad. así sufro menos.

    ResponderEliminar
  8. Un placer dar con tu espacio, aunque esta reflexión me encuentre en desacuerdo: si lo has narrado, si lo has siquiera imaginado, ya es real.

    ResponderEliminar
  9. Ya sabes lo que le decían a Miller... los escritores colecciones experiencias para escribir...

    ResponderEliminar