lunes, 26 de mayo de 2014

sin medias, sin abrigo: cambios.

i.
Llegó abril y aquí no llevaban medias, ni abrigo. Veo las piernas de un blanco fulminante. Veo los ojos espantados por el viento. Pero sigue siendo invierno. Pero sigo alimentando a los gatos callejeros. En ingles no se puede decir la palabra sobremesa, no se puede pedir el café con leche muy quemado y en vaso de cristal. Quizás si no lo puedes decir te olvidas de ello. De cómo sabe. De cómo funciona.  En inglés, los vientos no tienen nombre. Verano en Escocia: quince grados bajo un sol muy pálido y esperar la noche que nunca llega. El invierno es una enfermedad.

ii.
Se acaban proyectos y empiezan otros nuevos. Se acaba mi columna en Tribuna de Ávila (este jueves saldrá la última) pero empiezan nuevas ilusiones. Han sido dos años preciosos dedicados a hablar de lo que más me gusta–la literatura– que agradezco que hayáis compartido conmigo. He aquí una muestra de lo que llega:
~Réquiem por Lolita (Fundación Málaga, 2014): preciosa antología joven de poesía española. Almudena Vega recopila los primeros pasos de poetas que acaban de echar a andar.
~Obituario #14: Emily Dickinson: una gran revista dedicada a una gran poeta.
~Rain Press Edinburgh: un colectivo autogestionado recién nacido con sede en Edimburgo.
(Y más.)

iii.
Y por último, una pequeña recomendación: La Plaquette, librería online con tienda física en Logroño donde la selección es de lo más diversa y diferente de las grandes librerías. Se especializa en poesía de editoriales independientes. Porque se necesitan más proyectos así.

3 comentarios:

  1. Lo importante es no parar. Me encantan esos "pero"(s)
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  2. ¡ánimo con tus nuevos proyectos, y muchas gracias por la recomendación!

    ResponderEliminar