sábado, 18 de enero de 2014

ese abismo que es un grito.

Ahí, en el infinito círculo,
vuelta tras vuelta
¿estoy mas cerca del final o dónde quedó el principio?
(Marta Gómez Garrido, "Laberinto")

Conocí a Marta Gómez Garrido en la presentación de la antología Atlas poético (Cuadernos del Laberinto, 2013) en el Matadero, y desde entonces no hemos dejado de encontrarnos. Recuerdo que ella, Julieta Pellicer y yo éramos las más jóvenes, y en seguida hubo algo que hizo click, aunque ni siquiera había tenido tiempo de leerlas. Luego nos entrevistaron a las tres en Radio 21, lo que se convirtió en otra ocasión de hablar y de compartir opiniones. Hace apenas dos meses, Marta publicó Cartas de sal en Cuadernos del Laberinto. Javier Fernández, que dirige el programa literario de Radio 21, nos convocó a las dos para hablar de Animal de huida y de Cartas de sal. Mi primer viaje del 2014: cruzar la Paramera de Gredos en la boca cerrada del ocaso azul. Me gustan las entrevistas que se convierten en charlas y puestas en común. Me gusta el poemario de Marta, que conseguí allí. De eso os he venido a hablar.

Cartas de sal es en realidad una sola carta dividida en capítulos. Una novela-poemario o un poemario epistolar. A quien está dirigido, no importa. Precisamente se trata de eso: aunque quisiéramos que importara, no importa. Es imposible abrazar el recuerdo. Obligarle a que se quede. Acallar la decepción y la espera eterna junto al teléfono. Dar vueltas, y vueltas, y vueltas. Si dar vueltas no ayuda. Si las esquinas son redondas, y no hay puertas, y no hay donde fijar la luz. Si queremos salir, pero aún no nos hemos decidido a entrar:

¿Acaso quieres salir?
No te he sentido abandonarme
en balsa por las piernas.

El silencio es azul. Y al llegar al fin del mundo, ¿qué encontramos?

La sal. Este es el patrimonio de Marta, y de cualquiera que sienta que alguna vez ha naufragado. Pero para conocer el fin del mundo tienes que llegar hasta allí:

Sí,
he llegado hasta el fin del mundo,
sola,
sin ti,
sin nadie,
y estaba justo allí,
donde lo dejé.

Pongo cuerpo a este viaje hasta el fin del mundo de Marta Gómez Garrido. Me dejo caer. Ella es voz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada