jueves, 9 de diciembre de 2010

un invierno muy cálido.



(James Whitmore)



Pasé una noche a ti pegado como a un árbol de vida
porque eras suave como el peligro,
como el peligro de vivir de nuevo.


(Leopoldo María Panero)


Odile L'Autremonde es como la poesía: un estallido de vida, de risas, de belleza. Una luchadora incansable que apuesta y siempre gana, porque arriesga. Porque lucha, porque busca incansable todo aquello que los demás pueden ofrecerle, y regala. Regala su tiempo, su cariño, su esperanza. Regala y comparte su bien más preciado: la pureza.


Libérate,

Vence a tu cuerpo

limitado por el tedio.

Quédate atrás,

no lo pienses,

quédate.

No te dejes engañar

por aquellos

que dicen no tener tiempo

para la vida

y déjate querer.

Observa el ángulo

de las sombras

extenderse

hacia la noche

y ven a mí,

libérate,

sé mi religión

pero no mi límite.

Hazme libre,

quédate.


(Odile L'Autremonde)

2 comentarios:

  1. Gracias Em, por compartir tu pureza y por ser. Eres bella, mucho.

    ResponderEliminar