jueves, 2 de diciembre de 2010

desconocer.



(Mary Robinson)



Yo no era más que aquello que tú
con la mano acariciabas,
allí donde en noche de pavor,
cerrada, la frente reclinabas.


(Joseph Brodsky)


No entender, desconocer. No saber, ni comprender. No pensar, vivir. Son todos aquellos matices que, a veces, se me escapan de la literatura y se pierden en la noche tan callada. Yo siempre me equivoco. Yo no no puedo predecir el futuro, ni siquiera el presente, ni siquiera lo que va a pasar al minuto siguiente. Por fortuna o por desgracia.

Ya estamos en diciembre, ya estamos en diciembre y el frío aún no ha llegado a mi garganta.

7 comentarios:

  1. Equivocarse es la mejor manera de vivir. Salir y hacer el idiota. Saltar y caerse. Perder a la gente que quieres y entretenerte buscando a alguien mas. No tener a nadie y tener a todo el mundo. Hacerte daño. Salir a la calle y reir, y ver gente, ver cosas, divertirte, y acabar la noche deprimido porque no sabes que vas a hacer mañana. Sentir. No podemos saber lo que va a pasar mañana, pero tenemos que asegurarnos de que cuando venga, lo podremos sentir pasar.
    And as surprised as I'm to find out, I am still alive.

    ResponderEliminar
  2. Bueno... salud! por ser tan estrepitosamente humana.

    saludos

    ResponderEliminar
  3. si supieramos lo qe pasará... nos evitaramos hérida y alegrías por igual.

    ResponderEliminar
  4. Supongo que sí, las sorpresas están bien :). Aunque a veces cuesta admitir lo humanos que somos ;).

    ResponderEliminar
  5. me encanta brodsky. y me encanta tu blog de traducciones.

    abrazo!

    ResponderEliminar