viernes, 20 de agosto de 2010

truth.

Long ago, I was wounded. I lived
to revenge myself
against my father, not
for what he was--
for what I was: from the beginning of time,
in childhood, I thought
that pain meant
I was not loved.
It meant I loved.


Louise Glück, First Memory.

Atreverse a decir la verdad a uno mismo. Afrontar el dolor. Afrontar el querer. Asomarse al abismo. El pasado rebelde se va desdibujando. Las mentiras sólo son un pobre consuelo. Es como cuando vas corriendo. Duele y quieres parar, pero a la vez no quieres. Sólo un poco más, piensas, hasta llegar a esa señal, hasta que se acabe la canción. El sol está quemando tu piel. Ya no puedes respirar. Pero quieres ser fuerte, y aguantar, porque aunque duela, la sensación es increíble. Venga, sólo una canción más.

4 comentarios:

  1. ¿Cuántas canciones tiene el reproductor?

    ResponderEliminar
  2. Aún no lo sé. A veces pienso que estoy llegando al final y descubro que no.

    ResponderEliminar
  3. Mejor que el final quede lejos, muy lejos. Que las canciones sean infinitas.

    ResponderEliminar